Estilo de Vida Saludable

Síndrome del intestino irritable

SÍNDROME DEL INTESTINO IRRITABLE:

1- GENERALIDADES:

Este trastorno doloroso y molesto es un síndrome funcional caracterizado por la alternancia entre dolores en la parte baja del abdomen, estreñimiento y diarreas,  y distensión abdo­minal.

Los síntomas más característicos son el dolor abdominal y las alteraciones del ritmo intestinal. El dolor se localiza en el abdomen infe­rior, de tipo cólico u opresivo, de intensidad leve o moderada y va acompañado de una necesidad urgente de defecar. Las alteraciones del ritmo intestinal pue­den manifestarse en forma de estreñimiento o diarreas o ambas juntas.

  Es una patología bastante frecuente sobre todo en mujeres de 30 a 60 años de edad.

SÍNDROME DEL INTESTINO IRRITABLE:

Determinadas situaciones, el estrés, algunos alimentos y medicamentos irritan el colon, al­terando su normal funcionamiento y provocando cuadros de diarreas o estreñimiento o ambos alternos.

 Los factores de riesgo causantes que conviene evitar son:

Situaciones y circunstancias que provoquen estrés y ansiedad. Las personas que están ansiosas y/o estresadas deberán tomar medidas relajantes.

Ingesta de algunos medicamentos: comprimidos de hierro y antibióti­cos.

Consumo de algunos alimentos: productos lácteos, carnes grasas, embutidos, fritos, bollería, pastelería, dulces y alimentos picantes.

Consumición de bebidas excitantes: café, té, colas y refrescos.

Cuando el colon irritable se manifiesta en cuadros de estreñimiento:

Se debe aumentar el consumo de:

■ Alimentos ricos en fibra: pan integral, los cereales integrales tales como el salvado de avena repartido como 3 cucharadas en 3 vasos de zumos de fruta.

Frutas: las manzanas, las peras, los dátiles y los membrillos, que por su alto contenido en pectinas y mucílagos son buenos regula­dores del tránsito intestinal.

Verduras tales como las espinacas, fácilmente digeribles y ricas en fibra, y las zanahorias, que son buenas reguladoras intestinales y evitan el estreñimiento.

Yogures de tipo bio que aportan bacterias comensales beneficio­sas y necesarias para el buen funcionamiento del intestino.

■ Beber más de 2 litros de agua al día.

Se aconseja reducir la ingesta de los siguientes alimentos:

Legumbres, que ocasionan flatulencias, debiendo evitarse su con­sumo frecuente.

Leche, que por su alto contenido en lactosa resulta difícil de digerir en los adultos y genera intolerancia y flatulencia.

Quesos madu­rados que generan espasmos y flatulencia intestinal, debido a las sustancias irritantes que lo contienen.

Gluten, que es la proteína que se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno. Origina flatulencias y diarreas en las personas sensi­bles.

Carne, pues su consumo resulta irritante para el intestino.

Si se manifiesta en forma de diarreas:

Se aconseja comer arroz blanco hervido con un poco de aceite de oli­va. Los plátanos, las zanahorias, las manzanas y las peras.

Se aconseja evitar el consumo de leche, yogures y quesos; se pue­de consumir leche de soja, avena, arroz o yogures desnatados pro­biótiocos. Tampoco conviene tomar alimentos ricos en grasas como las carnes, quesos curados, leche entera o fritos que contengan mucha grasa, ni dulces como el chocolate, los pasteles y los bollos, porque excitan el peristaltismo intestinal y provocan diarrea. Deben evitarse así mismo las bebidas alcohólicas, los refrescos con gas, el café, el té, las especias o las conservas, porque se agravan los síntomas.

MUJER CON COLON IRRITABLE

La hidroterapia del colon

Es un método consistente en efectuar un lavado intestinal del colon con una cánula llena de agua para eliminar los desechos acumulados en el colon. También limpia y desintoxica el colon irritado. El estreñimiento que se produce en el colon irritable acumula desechos y contribuye a la intoxicación. Reduce el estrés y relaja la musculatura irritada del colon.

Es un tratamiento muy beneficioso y no tiene ningún efecto secundario.

Otros tratamientos convenientes son las medidas para paliar el estrés como las posturas de yoga, el ejercicio físico moderado (gimnasia , natación, senderismo) , las técnicas de relajación y la meditación y el mindfullness.

La práctica continua de ejercicio físico es muy beneficiosa para el colon irritable porque regulariza la función intestinal.

Bibliografía:

Wikipedia la enciclopedia libre: https://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADndrome_del_intestino_irritable

Colon irritable. D.medicina. http://www.dmedicina.com/enfermedades/digestivas/colon-irritable.html

Síndrome del intestino irritable. Medline Plus. Enciclopedia Médica. https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000246.htm

Enlaces internos:

Como combatir el estreñimiento:https://libroestilodevidasaludable.com/como-combatir-el-estrenimiento

Las gastroenteritis agudas: https://libroestilodevidasaludable.com/las-gastroenteritis-agudas

Salir de la versión móvil