En la entrada anterior comenzamos a describir el problema de los accidentes domésticos, ahora continuamos describiendo los otros posteriores:

QUEMADURAS

Ocasionadas por el contacto de la piel del cuerpo con líquidos u objetos muy calientes como sartenes, cazos y ollas que salpican aceite al cocinar, estufas, radiadores, planchas y líquidos quemantes como ácido sulfúrico o sosa cáustica.

Medidas preventivas y protectoras contra las quemaduras:

Las sartenes, cazos y ollas deberán emplear agarraderas o emplear guantes aislantes al cogerlas. Utilizar tapaderas para cocinar en sar­tenes y cazos para impedir salpicaduras mientras se cocinen los ali­mentos.

Alejar a los niños de la cocina y de la zona de planchar. Impedir que los niños jueguen con cerillas, mecheros y petardos.

Manipular con cuidado productos químicos como ácido sulfúrico, presente en las baterías de los coches o sosa cáustica.

INCENDIOS Y EXPLOSIONES

Para que se inicie un incendio hace falta que se unan 3 elementos que están en el hogar: aire, combustible y foco de calor.

Los incendios se generan por combustibles como gas, mecheros, cerillas, colillas, cigarrillos, planchas, radiadores galvánicos y por sobrecalenta­miento de aparatos eléctricos.

Los combustibles según su peligrosidad pueden ser:

  • Muy peligrosos: mecheros, cerillas, llamas de gas, colillas y cigarri­llos.
  • Peligrosos: planchas eléctricas, radiadores de calefacción eléctrica, sobrecalentamientos en los aparatos eléctricos.
  • Poco peligrosos: chispas en los cebadores de tubos fluorescentes o interruptores eléctricos, contactos o piezas móviles eléctricas.

Normas de prevención:

  • Revisión periódica del gas por un inspector de la compañía. Cerrar bien la llave del gas después de utilizarlo. También deben revisarse la caldera de la calefacción y la chimenea.
  • Apague las cerillas y colillas de cigarrillos y no fume en la cama.
  • Evitar sobrecargar los enchufes con demasiados aparatos.
  • Tener cuidado con el contacto con los radiadores, lavavajillas, lava­doras y planchas. Revisar el tubo flexible de conexión eléctrica de sus aparatos.
  • Los líquidos inflamables y los espráis se almacenarán en lugares adecuados.
  • Vigile periódicamente la comida que tenemos cocinando y los elec­trodomésticos. Limpie periódicamente los filtros de la campana ex­tractora de la cocina.
  • Evite almacenar combustibles innecesarios en su casa.
  • Instalación de teléfono de emergencia sanitaria y de bomberos por si hubiera un incendio.
  • La vivienda debe tener un extintor de incendios.

 

INTOXICACIONES, ALERGIAS E IRRITACIONES

Las causas principales de estos accidentes suelen ser medicamentos, productos de limpieza, insecticidas y productos de jardinería, pinturas, combustibles, productos de perfumería y bebidas alcohólicas.

Los accidentes causados por estos productos son consecuencia de su ingestión por vía digestiva y de su inhalación o contacto con la piel.

Su prevención consiste en:

. Almacenar los medicamentos en un botiquín bajo llave.

  • Guardar los elementos de droguería en un armario cerrado. Los ele­mentos deben estar separados y no almacenarse conjuntamente con productos alimenticios.
  • Etiquetar debidamente los recipientes y a ser posible mantener los productos en sus envases originales. Seguir las instrucciones del fa­bricante del producto. Evitar utilizar los envases de agua y productos alimenticios para rellenarlos de productos tóxicos.
  • No permanecer en habitaciones pulverizadas con insecticidas hasta transcurrido un tiempo prudencial, ni tampoco en las recién pintadas hasta que desaparezca el olor del disolvente.
  • Combustibles y productos de combustión: no situar calentadores de gas en los cuartos de baño ni situarlos mal ventilados.
  • Especial atención a las habitaciones con braseros, estufas, etc., pues en cualquier momento provocan intoxicaciones e incendios. Controlar la buena combustión de braseros de carbón, cisco o picón.
  • Cerrar la llave de paso al finalizar la utilización del gas y siempre por la noche.
  • Vigilar los recipientes con líquidos sobre el fuego que al hervir rebo­sen y apaguen la llama.

 

ELECTROCUCIONES

Una persona puede electrocutarse cuando las tensiones que alimentan los aparatos eléctricos son muy altas, de 200 a 250 voltios. La persona que se electrocuta puede padecer desde calambrazos hasta la muerte por paro cardiaco. Los peligros son mayores cuando se tocan aparatos que poseen una alta tensión o nos ponemos en contacto con ellos moja­dos o descalzos. Esta amenaza se da en la cocina, el cuarto de baño, el lavadero o cualquier lugar después de fregar el suelo y regar.

Se producen electrocuciones en las siguientes situaciones:

  • Cuando se tocan elementos eléctricos que poseen una alta tensión.
  • Existencia de cables pelados y defectuosos sin aislante protector.
  • Cambio de fusibles o tratar de desmontar un aparato sin haberlo desconectado.
  • Manejo de aparatos desprovistos de tapas protectoras y que tienen partes eléctricas accesibles.
  • Al tocar la superficie exterior de grandes electrodomésticos tales como neveras, lavadoras, tostadores, televisores, vídeos, etc. que se han puesto en contacto con una alta tensión como consecuencia de una deficiencia de aislamientos interiores.

La electrocución se previene:

  • No tocar ni usar aparatos eléctricos si se tienen los pies descalzos y zonas corporales mojadas.
  • Usar enchufes giratorios y de enclavamiento profundos.
  • El cuarto de baño debe estar desprovisto de estufas y aparatos eléc­tricos.
  • Desconectar el interruptor general ante cualquier reparación o mani­pulación de la corriente eléctrica.
  • Provisión doméstica de un interruptor eléctrico general de 30 MA que corta la corriente de toda la casa y que salta en caso de defecto a tierra o derivación. Se desconectará en caso de reparación de avería eléctrica.
  • ASFIXIA RESPIRATORIA

    Se produce cuando hay un problema que imposibilita la respiración como: el ahogo al bañarse en las piscinas, mares, bañeras, el atragantamiento al

    ingerir alimentos y objetos pequeños que obstruyen las vías respiratorias y el estrangulamiento por llevar pañuelos y bufandas muy largas. También lo causan los calentadores y estufas que generan falta de oxígeno en los baños.

    El oxígeno no puede llegar a los pulmones cuando las vías respiratorias están obstruidas. La obstrucción de las vías respiratorias puede ser:

    – externa, producida por taponamiento de la nariz y la boca, o por impo­sibilidad de mover la caja torácica;

    – interna, producida por objetos sólidos que proceden del exterior de forma accidental tales como alimentos y líquidos (asfixia por ahoga­miento).

    Las causas de la asfixia son:

    • La falta de oxígeno en los baños debido a la presencia de quemado­res y estufas de gas.
    • Introducción por la nariz y boca de objetos de tamaño superior al de las vías respiratorias. Taponamiento de vías respiratorias por el vestido de ropa o cama.
    • Sofocación por cuerpo humano adulto durante el sueño.
    • Bañeras, cubos y otros recipientes llenos de agua.

    La prevención de la asfixia contempla una serie de medidas tales como:

    • No instalar calentadores ni estufas de gas en el interior de los baños ni en las habitaciones mal ventiladas.
    • Evitar que los niños pequeños jueguen o manipulen con objetos pe­queños.
    • Enseñanza precoz de la natación a los niños. No dejar recipientes con agua cerca de los niños. Vigilar a los niños en las piscinas, lagos y playas.
    • Protección por cierre vallado de los accesos a las piscinas, estan­ques, pozos, cisternas, lavaderos y cursos de agua.
    • No dejar a los niños solos en la bañera.

    Evitar el uso de bufandas largas, cuellos de camisas apretados y ro­pas de cama muy largas que puedan provocar asfixia por estrangula­miento

  • Bibliografía

    Prevención de accidentes domésticos. SOS emergencias. www.almagro. es/…/pdf/prevenciondeaccidentesdomesticos

    Libro de Salud del Hospital Clinic de Barcelona. «La salud en el hogar y los accidentes domésticos». Dr. Salvador Sitjar, médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. Capítulo 13.

    Programa de detección de lesiones y de accidentes domésticos y de ocio 2011. https://www.msssi.gob.es/…/pdf/Progr280113105936211

  • Si te ha gustado esta entrada, suscríbete al blog y recibe la próxima en tu email!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.