EL GLAUCOMA  Y LAS SINEQUIAS OCULARES.

  El glaucoma es una patología que causa hipertensión intraocular y atrofia del nervio óptico y la retina  ocasionando una pérdida progresiva de la visión. Su principal factor de riesgo es la hipertensión ocular y provoca una pérdida del campo visual o visión periférica que termina afectando a la visión central en casos más avanzados. La tensión ocular normal es de 10 a 20 mm Hg y a partir de 21 mm Hg se puede hablar de hipertensión ocular o glaucoma.

  Es una enfermedad asintomática, indolora e irreversible, que es más frecuente en personas mayores de 50 años de edad, cuyos factores de riesgo son:

  • Una presión intraocular elevada.
  • Antecedentes familiares de glaucoma.
  • Tener una córnea fina.
  • Anatomía anormal del nervio óptico.
  • Ser miope.
  • Sinequias oculares anteriores y posteriores.
  • Traumatismos y cirugías oculares.
  • Uso de corticosteroides.
  • Hipertensión arterial
  • Diabetes.

  La presión intraocular se eleva cuando se obstaculiza el drenaje del humor acuoso que sale de los ángulos que son los canales que forman la córnea y el iris. Es importante que este líquido se renueve constantemente y que no se quede bloqueado. Al acumularse este líquido  genera presión en todo el globo ocular degenerando las células de la retina que como consecuencia origina pérdida de visión que al principio es de los campos laterales de la visión pero luego se extiende al área central de nuestra visión. Se  lesiona el nervio óptico porque presiona sobre la cara posterior del globo ocular provocando ceguera.

  El glaucoma puede ser de ángulo abierto cuando el líquido que fluye por la pupila hacia la cámara anterior del ojo tiene obstaculizado el paso. La presión intraocular aumenta de manera lenta y gradual. Suele ser asintomático hasta etapas muy avanzadas de la enfermedad.

  El glaucoma puede ser de ángulo cerrado cuando se cierra el paso del líquido que fluye entre la córnea y el iris. Causa un brusco aumento de la presión intraocular y es necesario tratarlo rápidamente para evitar la ceguera.

  Sus síntomas son dolor ocular, molestias o ardor en los ojos, pérdida de visión en los campos laterales, visión borrosa, percepción de lucecitas o chispas, ojos enrojecidos y náuseas o vómitos.

El glaucoma secundario se produce por enfermedades como la uveítis, diabetes, lesiones intraoculares y  consumo frecuente de corticoides.

 El glaucoma congénito se presenta en niños recién nacidos y se presenta cuando el ojo no se desarrolla normalmente.

 El diagnóstico del glaucoma se efectúa por las siguientes pruebas:

Tonometría: mide la tensión ocular dentro del ojo aplicando un tonómetro después de anestesiar el ojo con unas gotas. La tensión ocular normal es de 10 a 22 mmHg.

   Oftalmoscopia para visualizar el fondo de ojo y detectar los daños causados en el nervio óptico.

 Gonioscopia encaminada a detectar la amplitud del ángulo que se forma entre la córnea y el iris para comprobar si el ángulo es abierto o cerrado. Sirve para diagnosticar glaucomas de ángulo abierto o cerrado.

Perimetría para comprobar hasta qué punto ha afectado el glaucoma a su vista. Mide el mapa visual de cada persona.

Prevención y tratamiento del glaucoma:

Medidas preventivas para evitar el  glaucoma:

  1. Alimentación saludable:
  2. Dieta depurativa rica en líquidos y en verduras y frutas depurativas, entre las que citamos el apio, la cebolla, las alcachofas, los puerros, los espárragos, las espinacas. Se deben consumir frutas depurativas como  peras, las fresas, la piña, los cítricos. Es muy importante seguir una dieta depurativa porque ayuda a eliminar y drenar el exceso de humor acuoso depositado en el globo ocular. Una dieta depurativa eficaz necesita un consumo abundante de líquidos por lo que se recomienda beber 8 vasos de agua al día, consumir muchos caldos y purés de verduras depurativas, beber zumos naturales e infusiones.
  3. Si desean obtener una mayor información sobre la dieta depurativa os aconsejo que leáis este artículo:
  • Consumir alimentos antioxidantes que benefician a nuestros ojos y evitan la degeneración de nuestra retina como los betacarotenos o vitamina A: zanahorias, calabazas, melocotón, albaricoques, etc. Antocianidinas presentes en los arándanos y algunas bayas. La vitamina C presente en el tomate, el brócoli, la coliflor, el tomate y los pimientos .La vitamina E presente en el germen de trigo , aguacates y en los  aceites vegetales.
  • Alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 como el pescado azul: el salmón y la trucha contienen además astaxantina que es un potente antioxidante que protege a nuestra visión. Frutos secos ricos en fibras, antioxidantes, etc.
  • Se deben evitar los alimentos ricos en grasas saturadas, sal y azúcares refinados.
  • Moderar el consumo de alcohol.
  • Ejercicio físico corporal y gimnasia ocular:
  • Ejercicio físico durante más de 30 minutos al día para movilizar nuestros músculos y la circulación de todos los fluidos corporales: sangre, linfa y  humor acuoso lo cual disminuye la hipertensión ocular.
  • Ejercicios de movimientos de los ojos, muévelos hacia arriba, hacia abajo, hacia los lados y girarlos en todas las direcciones. Esto ayudará a reducir la presión intraocular y a eliminar las toxinas.
  • Descanso y relajación necesarias para los ojos:
  • Descansar los ojos después de trabajar  mucho tiempo con el ordenador o de realizar trabajos intelectuales.
  • Estar relajados y dormir bien.
  • Protegerse con gafas de sol.
  • Controles y revisiones médicas:

Controlar la tensión arterial para evitar la hipertensión arterial y los niveles elevados de colesterol malo, glucosa, etc.

  • Controles oftalmológicos periódicos para tomar la tensión ocular.
  • Tener cuidado con algunos fármacos que incrementan la presión del globo ocular como por ejemplo los corticoides.

El tratamiento del glaucoma consiste en:

  1. Primera fase con tratamiento médico con colirios elaborados a base de prostaglandinas que aumentan el drenaje del humor acuoso, reduciendo la presión intraocular o betabloqueantes que disminuyen la producción de humor acuoso.

Este tratamiento debe ser acompañado de una buena dieta depurativa para facilitar el drenaje del humor acuoso y de la práctica continua de ejercicio físico con ejercicios de gimnasia ocular para mejorar la circulación del humor acuoso, evitando que incremente la presión intraocular.

  •  En los casos de pacientes con cuadros de glaucoma severo que les provoque pérdida brusca de visión y los que no respondan bien al tratamiento con colirios se recomienda la terapia con rayos láser o con cirugía.

Laserterapia que incluye la aplicación de rayos láser sobre el globo ocular con varias técnicas

   -Trabeculoplastia que consiste en la aplicación de las manchas de láser en la malla trabecular que se encuentra entre el iris y la córnea provocando una termólisis que como consecuencia incrementa el drenaje del humor acuoso y la reducción de la presión intraocular.

                  -Ciclofotocoagulación transescleral con láser diodo en el cuerpo ciliar destruyéndolo                  y reduciendo la producción del humor acuoso y la presión intraocular.

              Cirugía del glaucoma: Trabeculectomía ENP o cirugía con implantes valvulares que consisten en crear una vía de salida del humor acuoso desde la cámara anterior al espacio subconjuntival.

  LAS SINEQUIAS OCULARES son una anomalía que se caracterizan por la dificultad de que el líquido acuoso ocular fluya con normalidad desde la cámara anterior a la posterior del ojo. Esto se debe a que el iris se adhiere a la córnea originando  una sinequia anterior o iridocorneal. Cuando el iris se adhiere  al cristalino causando una sinequia posterior o iridocristalina. Se produce una seclusión pupilar cuando la sinequia afecta a  los 360º del iris.

La dificultad de la fluidez del líquido acuoso ocular desde la cámara anterior a la posterior del ojo es uno de los síntomas más característicos del glaucoma.

Sinequias posteriores

Las causas de sinequia ocular son:

  1. Congénitas o hereditarias, son personas que nacen con esta patología.
  2. Uveitis o inflamación considerable del iris, los cuerpos ciliares y la coroides. 
  3. Traumatismo ocular causado por golpes o daños y el paciente sufre dolor o enrojecimiento en los ojos.
  4. Complicación de una cirugía ocular para tratar glaucomas, cataratas, etc.
  5. Cataratas  avanzadas que impiden que el liquido acuoso fluya con normalidad desde la cámara anterior a la posterior del ojo.

Es importante detectarlas precozmente y tratarlas de manera correcta porque originan como consecuencia deformaciones de la pupila  que origina una seclusión pupilar, tapando la pupila lo cual dificulta que el líquido acuoso fluya con normalidad entre las cámaras anterior y posterior del ojo. Glaucoma porque la falta de fluidez normal del líquido acuoso ocular incrementa la presión intraocular y finalmente lesiona el nervio óptico causando ceguera. La sinequia anterior provoca un glaucoma de ángulo cerrado porque el iris no permite el drenaje del humor acuoso. La  sinequia posterior impide que drene el humor acuoso desde la cámara posterior a la anterior.

FUNDACIÓN IMO. Consejos de alimentación contra el glaucoma

https://www.fundacionimo.org/es/consejos-alimentacion-contra-glaucoma-catarata-dmae-dra-aguirre-biologa-experta-nutricion-salud

Como prevenir el glaucoma de manera natural, mejor con salud:

Vitonia ¿ que es y como prevenir un glaucoma?

https://www.vitonica.com/enfermedades/que-es-y-como-prevenir-un-glaucoma

Clinica QWuijada. Sinequia ocular https://clinicaquijada.es/noticia/sinequia-ocular/

Efe salud, las claves para prevenir el glaucoma o para no temerlo:

https://clinicaquijada.es/noticia/sinequia-ocular/

Sinequia ocular :

https://www.martinezdecarneros.com/sinequia-ocular-que-es-tipos-y-tratamiento/

https://www.martinezdecarneros.com/operacion-glaucoma/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.