Relajate en tus relaciones sexuales

Las relaciones sexuales satisfactorias y placenteras son la mejor terapia relajante que se conoce. Son mil veces más efectivas que el Valium o cualquier otro tranquilizante médico porque relajan los grupos musculares, la musculatura cardíaca, libera endorfinas que combaten la depresión, mejoran el flujo sanguíneo en las arterias y reducen la tensión arterial.

Mantener unas buenas relaciones sexuales 2 o 3 veces por semana alivian los dolores de cabeza, tonifican los músculos, queman calorías, ayudan a combatir el insomnio y son un buen factor protector contra el cáncer de próstata, se ha comprobado que hombres que tienen 21 eyaculaciones por mes reducen su riesgo de cáncer de próstata y contra el cáncer de mama debido al

El sexo mejora nuestra salud y prolonga nuestra vida. Numerosos estudios de investigación, entre ellos el de la Iritis Medical demostraron que las parejas que mantenían relaciones sexuales de 2 a 3 veces por semana vivían más años y tenían la mitad de muertes en comparación con el resto de la gente.

Estar relajados y tranquilos y dejarse seducir por tu pareja es el principal requisito para que nuestras relaciones sexuales sean placenteras y alcancemos el orgasmo.

Las situaciones de tensión nerviosa y ansiedad se apoderan muchas veces de nuestras relaciones sexuales:

  • Al principio, la primera vez en los hombres se produce un estado de nerviosismo por

como realizar la erección y eyaculación en el coito y por tener la seguridad de satisfacer sexualmente a la mujer. Su falta de experiencia sexual e incluso el miedo se apodera de ellos creándoles inseguridad y nerviosismo.

Las mujeres se acobardan porque saben que la ruptura del himen y el primer acto sexual es doloroso y dificultoso para ellas y su estado de nerviosismo se traduce en contracturas vaginales que dificultan y hacen más dolorosa la relación sexual.

  • Numerosas personas padecen disfunciones sexuales que dificultan y crean un estado de nerviosismo en la relación sexual. Entre ellas se citan la disfunción eréctil del pene en los varones, el vaginismo en las mujeres, la anorgasmia o ausencia del orgasmo, la impotencia sexual y la falta de libido. Estas disfunciones provocan ansiedad, estrés y frustración por ausencia de relaciones sexuales placenteras. La mayoría de las disfunciones son debidas a causas psíquicas y se tratan con una buena terapia sexual en manos de psicólogos- sexólogos. Se aconsejan unas sesiones de psicoterapia para tratar los casos de ansiedad, estrés y depresión y las sesiones con la pareja para mejorar sus habilidades de comunicación y practicar algunos ejercicios sexuales para solucionar el problema.

Otras veces son debidas a problemas médicos y necesitan someterse al tratamiento médico o quirúrgico necesarios para su solución, por ejemplo unos niveles insuficientes de estrógenos en las mujeres podrían desencadenar una disminución de la libido, siendo necesaria una buena terapia hormonal para restaurar los niveles. Asimismo las disfunciones sexuales por causa nerviosa deben ser tratadas por un neurólogo y las que sean provocadas por problemas vasculares deberán acudir al cardiólogo.

Para relajarse se aconseja practicar algo de ejercicio físico antes de la relación sexual para descargar la tensión nerviosa, el estrés y relajarnos antes del coito. Otros remedios eficaces son la práctica del mindfullnes o atención plena en lo que realizamos acompañada de ejercicios de respiración profunda y relajación muscular.

Es recomendable estar relajados, tranquilos, seguros y manifestar toda nuestra afectividad al sexo opuesto para que la relación sea placentera y alcancemos el orgasmo.

Bibliografía:

La vanguardia: http://www.vanguardia.com/vida-y-estilo/galeria/261504-estas-son-las-razones-cientificas-para-tener-mas-sexo

Alimenta tu bienestar: https://www.alimentatubienestar.es/beneficios-de-la-sexualidad-para-la-salud/

Doctisimo: la importancia de la relajación en el sexo. http://www.doctissimo.com/es/sexualidad/placer-sexual/relaciones-sexuales/relajacion-en-el-sexo

Si te ha gustado esta entrada, suscríbete al blog y recibe la próxima en tu email!

 

Deja un comentario