1.Concepto de  las gastroenteritis agudas:

 LAS GASTROENTERITIS AGUDAS

    Durante el verano son muy frecuentes las gastroenteritis  agudas infecciosas porque con el calor se deterioran los alimentos y algunas veces no se respetan los requisitos de conservación de los alimentos y las pautas de higiene alimentaria. Siempre tenemos que refrigerar los alimentos y evitar contaminaciones cruzadas entre alimentos frescos y cocinados, colocando en un estante de la nevera los cocinados y los alimentos frescos en otro estante.

  Las gastroenteritis son inflamaciones agudas e infecciosas de la mu­cosa gástrica e intestinal cuyo síntoma principal es la diarrea, aunque también se observan dolores abdominales o retortijones, náuseas, vó­mitos o fiebre, con una incidencia mundial de 0,5 a 2 episodios por persona y año.

  Estas se pueden originar por diversos motivos, aunque más del 90% tienen una causa infecciosa causada por microorganismos que se encuentran en el agua, en alimentos contaminados por las heces de las personas infec­tadas. La infección se puede transmitir de una persona a otra por vía oral, como llevarse las manos a la boca después de un contacto con la persona infectada.

las gastroenteritis agudas
Vómitos de las gastroenteritis aguda

Pueden ser víricas, bacterianas o parasitarias.

• Víricas: rotavirus, norovirus, astrovirus, coronavirus, adenovirus. En los lactantes y niños pequeños los rotavirus ocupan la primera cau­sa de la gastroenteritis, seguidos de los norovirus. En los adultos los norovirus provocan la mitad de los casos.

        Son diarreas secretoras con abundantes deposiciones acuosas sin sangre moco o pus que duran pocos días , causan malestar general y no provocan fiebre. Son más suaves que las bacterianas y más frecuentes en el invierno y en primavera.

• Bacterianas: causan diarreas por 3 mecanismos patogénicos:

Tipo secretor: porque las bacterias liberan una enterotoxina que altera la mucosa intestinal provocando  una liberación de sodio y cloro, con la consiguiente expulsión de agua. Este tipo de diarrea es provocada por bacterias como Escherichia Colli  que está presente en aguas y alimentos contaminados y Vibrio Chole­rae que se adquiere a través del agua contaminada con la bacteria.

 Tipo invasivo: invaden el revestimiento de la mucosa intestinal pro­vocando una lesión orgánica de la pared intestinal y eliminando agua, líquido, moco y sangre, conocidas como diarreas desenteri­formes, cuyos microorganismos son Shigella,   que se contagia en familias, hospitales y centros de cuidado infantil ,Campylobacter que se presenta en la carne de pollo poco cocida o cruda. Es­cherichia Colli enteroinvasiva y enterohemorrágica y Clostridium difficile.

Tipo penetrante, en el cual las bacterias se unen a la pared intes­tinal inflamándola y provocando una infección intestinal producida por Salmonellas presentes en el huevo, mayonesas, carnes , pescados y mariscos. y Yersinias que se adquieren al beber leche sin pasteurizar y en el consumo de carne de cerdo.

En las parasitarias, los parásitos se adhieren al intestino provocando náuseas, vómitos, diarreas y malestar general. Estos parásitos son Giardia Lamblia y Cristosporidium.

Cuadro clínico:

Deben acudir al médico las personas mayores de 65 años con cuadros de diarrea que no mejoran o empeoran en 48 horas, presentan más de 6 deposiciones al día con sangre, moco o pus, dolor abdominal importante y síntomas de deshidratación.

Los principales grupos de riesgo son:

Los viajeros. La padecen el 40% de los turistas que vienen de Amé­rica Latina, África y Asia, y es debida a la invasión por las bacterias locales.

Las personas que consumen alimentos mal conservados como ma­yonesa, natas, huevos o mariscos.

El personal de las guarderías y sus familiares. Personas que residen en centros de acogida y hospitales.

Personas con inmunodeficiencias.

El diagnóstico se efectúa con una historia clínica detallada observando:

Si se presentan complicaciones como sepsis, deshidratación, vómitos y heces con sangre.

Interrogar al paciente sobre los alimentos consumidos.

Consultar al sujeto si ha viajado al extranjero o ha sido víctima de un brote de gastroenteritis epidémico en guarderías, colegios, barcos de crucero, restaurantes, residencias de ancianos, etc.Analítica de sangre y orina y analítica microbiológica de las heces.

Para combatirlas de manera eficaz:

Medidas de higiene en la manipulación y conservación de alimentos.

Vacunas y medidas de control de alimentos en los viajes internaciona­les.

Hidratarse bien con abundante agua y suero elaborado con limón al­calino con una pizca de sal, bicarbonato y azúcar.

Cuidado con el consumo de algunos medicamentos que provocan dia­rreas. Los médicos deben recetar los fármacos necesarios (antibióti­cos, antidiarreicos) para tratarlas en algunos casos y no es aconseja­ble automedicarse.

Si es secundaria a otras enfermedades intestinales es conveniente seguir el tratamiento adecuado a estas.

Plan de alimentación eficaz

las gastroenteritis agudas
Plan de alimentación para las gastroenteritis

Caldo de verduras depurativo.

Sustituir la leche de vaca por la de soja en casos de alergias o intole­rancia a la lactosa. Yogures ricos en bifidobacterias.

Tomar abundantes infusiones como manzanilla, té, melisa, hinojo o hierbaluisa.

Frutas: manzanas, con su adecuada proporción entre la pectina, que es un suavizante, elimina las toxinas del intestino y astringente; mem­brillo, eficaz astringente y antiinflamatorio del tubo digestivo; caqui, que contiene taninos de acción astringente y mucílagos de acción protectora y suavizante sobre la mucosa; granada y níspero, buenos astringentes y antiinflamatorios del tubo digestivo; plátano, nutritivo y bien tolerado por la mucosa intestinal; arándano, astringente y anti­séptico necesario para tratar las diarreas ocasionadas por la disbacte­riosis intestinal.

• Frutos secos como almendra, con propiedades antidiarreicas, y chu­fa, cuyos tubérculos facilitan la digestión de los hidratos de carbono.

• Verduras: zanahoria, por su contenido en pectina absorbe las toxinas intestinales y protege la mucosa intestinal inflamada; patatas, consu­mirlas cocidas o en forma de purés; y ajo, que es un eficaz antibiótico.

• Conviene evitar el consumo abundante de fibra y moderar el consu­mo de cereales integrales y legumbres; leche, porque la lactosa de la leche no puede ser digerida y aumenta la inflamación intestinal.

Cuidado con los huevos, que pueden ser causantes de gastroenteritis provocadas por salmonellas y otras bacterias; pollo y carne, que están contaminados por salmonellas y otras bacterias; y marisco, que es de difícil digestión y su consumo agrava las infecciones intestinales.

Consumir abundante agua o limón alcalino con una pizquita de sal, azúcar y bicarbonato sódico para evitar la deshidratación.

Bibliografía:

Cuidate plus:https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/digestivas/gastroenteritis.html

ABC salud:https://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-gastroenteritis-infecciosa-aguda-201107150000_noticia.html

Gastroenteritis viral. Medline Plus. https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000252.htm
Gastroenteritis bacteriana. Medline Plus. https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000254.htm
Gastroenteritis. Definición causas y síntomas. http://www.onmeda.es/enfermedades/gastroenteritis.html
Gastroenteritis. Causas, síntomas y tratamiento. http://www.webconsultas.com/categoria/salud-al-dia/gastroenteritis

Enlaces internos

La higiene alimentaria:https://libroestilodevidasaludable.com/la-higiene-alimentaria

Jugos y licuados curativos.4 https://libroestilodevidasaludable.com/jugos-y-licuados-curativos-4

Si te ha gustado esta entrada, suscríbete al blog y recibe la próxima en tu email!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.